I'm a text widget!

Prácticas para ampliar las atribuciones de P.E.R

La normativa vigente establece en cuanto a la ampliación de las atribuciones del título de Patrón de Embarcaciones de Recreo que para poder llevar embarcaciones de hasta 24 metros de eslora y poder navegar desde la península hasta las islas Baleares, deberás aportar un certificado, de una escuela homologada, de haber realizado las prácticas de navegación estipuladas para ello, que en este caso, deben ser de una duración mínima de 24 horas. Una vez realizadas dichas horas de navegación, Aquavela te expedirá un Certificado de Prácticas que podrás adjuntar a tu expediente para la posterior tramitación de tu titulación definitiva.

Consejos al contratar tus prácticas de Seguridad y Navegación

  • Comprueba que la escuela en la que contratas las prácticas está homologada y puede emitir el certificado necesario.
  • Pregunta el número de alumnos que irán a bordo durante la práctica.
  • Pide que te enseñen una foto del barco donde harás las prácticas.
  • Asegúrate de que la práctica la realiza tu escuela y no la está subcontratando con otra y por tanto te están cobrando una comisión.
  • Exige que se cumpla el programa de prácticas completo, ¡Estás pagando por ello!
  • Si te ofrecen un certificado de prácticas sin asistir denúncialo a la administración competente en tu comunidad autónoma.

Tarifas de las prácticas con Aquavela

Ponemos a tu disposición total flexibilidad en el abono de las prácticas de Seguridad y Navegación que debes realizar para completar tu formación como futuro patrón. Dispones de 18 meses para completar las horas de prácticas que necesites para el título del que te hayas examinado.

  • 24 horas de prácticas de navegación 200 €.

Programa de prácticas de navegación para ampliar las atribuciones de Patrón de Embarcaciones de Recreo

Apartado 1. Preparación de la derrota y ejercicio de abandono. 

– Comprobación de las cartas de la zona a navegar. Actualización de los avisos a los navegantes. Trazado de derrota. Identificación de peligros. Libros de faros, señales radio y derrotero. Datos y característica de los faros y balizas de la zona a navegar. Anuario de mareas. Correcciones barométricas. Identificación de zonas de amarre. Determinación de abrigos y fondeaderos en la zona a navegar en función del estado de la mar y viento.

– Documentación a llevar a bordo: certificados, permiso de navegación, justificante del pago de la prima de seguro obligatorio correspondiente al periodo en curso y titulación. Licencia de Estación de Barco y MMSI.

– Previsiones meteorológicas y contraste con la situación local. Avisos a los navegantes y de seguridad. Control de las horas de emisión de boletines meteorológicos de los CCS.

– Uso de la balsa salvavidas, con un simulacro de abandono. Estiba, acceso y trincaje de la balsa salvavidas. Mantenimiento, revisiones y precauciones de uso. Consideración de la necesidad del abandono del buque, necesidad de emitir una alerta efectiva antes del abandono. Precauciones al subir a bordo, material a llevar (respondedor de radar, RBLS, VHF portátil, bengalas, ropa de abrigo, linterna, agua y víveres), necesidad de ropa de abrigo y calzado ligero. Precaución con llamas y objetos punzantes. Importancia de mantener la balsa seca y ventilada y de mantener a sus ocupantes secos y calientes. Prevención del mareo. Afirmado a bordo de la rabiza. Modo de puesta a flote de la balsa y precauciones en su uso. Inflado. Reparto de pesos y control de presión. Corte de la rabiza y uso del ancla flotante. Turnos de guardia. Comportamiento de náufragos en el agua.

Apartado 2. Revisión de los puntos críticos de la embarcación y comprobaciones previas a la salida a la mar.

– Revisión de nivel de combustible y de la autonomía que este confiere con un margen amplio de respeto, carga de baterías, estado del aparato propulsor y de gobierno. Luces de navegación.

– Disponibilidad de agua y alimentos suficientes para las personas a bordo en relación con la duración de la navegación. Necesidad de disponer de cantidades superiores a las previstas. Estiba a bordo y conservación. Estado físico de los tripulantes. Comprobación del material de seguridad: disponibilidad y localización a bordo, estado general, validez y estiba.

– Arranchado.

– Arranque de motores, y control de escapes y temperatura. Comprobación de carga de baterías.

– Comunicación al CCS de salida, zona a navegar y ETA.

– Largado de cabos y maniobra de salida

Apartado 3. Mantenimiento de una guardia efectiva de navegación.

– Cumplimiento de los turnos de guardia. Entrega y recepción de la guardia.

– Vigilancia efectiva. Visibilidad. Luces de navegación. Precauciones durante la guardia de noche: iluminación reducida en el puente o bañera y control e identificación de las luces de navegación otros barcos. Prevención de la somnolencia.

– Control del rumbo. Gobierno y marcha en función del estado de la mar y viento, del consumo y de la visibilidad. Uso del piloto automático y precauciones. Control de la derrota. Vigilancia radar.

– Reconocimiento de la costa. Uso del derrotero. Reconocimiento de faros y su característica.

– Seguimiento de los partes meteorológicos. Control de la presión atmosférica, aspecto general y nubes, y dirección e intensidad del viento. Rachas de viento, su detección y prevención de efectos adversos. Control del estado de la mar: variación en tamaño y dirección de la mar de fondo.

– Posiciones en la carta: horarias, de cambio de rumbo y en función de los cabos, otros accidentes costeros o peligros a la navegación.

– Estado físico de la tripulación. Cansancio, somnolencia, mal de mar, hidratación, protección contra el frio y contra la insolación y el calor excesivo.

– Situación en la carta. Situación por demora y distancia. Por dos demoras. Por tres demoras. Situación por enfilaciones. Uso del GPS. Inicialización, obtención de datos de los puntos de recalada en la carta, introducción en el navegador, creación de una derrota y determinación de errores. Alarmas de rumbo y fondeo.

– Cálculo de la corriente, su rumbo e intensidad horaria.

– Navegación de estima y comparación con las situaciones observadas o satelitarias. Determinación de la hora estimada de llegada (ETA).

– Uso del radar. Inicio. Errores y reflexiones. Falsos ecos. Reconocimiento de la costa. Situación por dos distancias.

– Navegación sin visibilidad. Uso combinado de GPS, radar y sonda. Mantenimiento de navegación de estima.

– Recalada. Reconocimiento de las enfilaciones, luces, marcas y accidentes costeros notables. Veriles de seguridad. Determinación de la altura de marea a la hora de la recalada y márgenes de seguridad.

Salida al Mar

Una vez hayas decidido realizar las prácticas con nosotros, te recomendamos una serie de pautas a seguir a la hora de hacerte a la mar:

  • Ponerte ropa cómoda evitando vaqueros y otras prendas que restrinjan tus movimientos abordo.
  • Dependiendo de la época del año en la que realices tus prácticas y teniendo en cuenta que en Canarias siempre hay una temperatura agradable, recuerda que en el mar no está de más traer abrigo.
  • Les aconsejamos que no se olviden de la crema solar, gorra, gafas de sol y bañador.

Aunque rara vez ocurre, si eres propens@ al mareo, recuerda no subir a bordo con el estómago vacío, e ingerir una media hora antes del embarque biodramina.

Camino Carrasco 11,
Puerto de la Cruz, 38400,
Tenerife,
España.

info@aquavela.es
Movil: 649318815

Vía de Servicios,
Dársena Pesquera 11,
Santa Cruz de Tenerife, 38180,
Tenerife,
España.

info@aquavela.es
Movil: 649318815

NEWSLETTER

Top